Salud asiste afectados por explosión en el barrio Villas Agrícolas

El director del SNS, Chanel Rosa Chupany, coordina la asistencia multidisciplinaria que se dará a la comunidad  El Servicio Nacional de Salud (SNS) se integró ayer a las labores que realiza el Ministerio de Salud Pública y el Centro de Orientación e Investigación Integral (COIN) y puso a disposición vacunas, médicos y psicólogos para asistir a los afectados por la explosión del pasado miércoles en la empresa PolyPlas en el sector Villas Agrícolas, del Distrito Nacional.

Su director, Chanel Rosa Chupany, se apersonó al lugar del desastre y conversó con representantes del COIN, la junta de vecinos y directivos de PolyPlas, a quienes les entregó la lista de las 66 personas que fueron atendidas en los hospitales de la zona metropolitana.

El funcionario también coordinó con el Ministerio de Salud la asistencia física y mental que será ofrecida por un equipo multidisciplinario a empleados de la empresa, vecinos y rescatistas.

Asimismo, dijo que se aplicarán vacunas suministradas por la Dirección Provincial de Salud (DPS), con prioridad al personal que trabaja en la remoción de escombros. El SNS también activó los equipos de salud mental de la Red Metropolitana y reforzó los servicios en los Centros de Primer Nivel de la zona, para lograr la rápida recuperación, adaptación y vuelta a la normalidad de los afectados.

El director del SNS pidió a las personas que resultaron con heridas menores acudir al centro de salud más cercano o al puesto que será instalado en el sector para recibir la atención necesaria.

De su lado, el doctor Héctor Quezada, viceministro de Salud Colectiva del Ministerio de Salud Pública, informó ayer que desde el día que ocurrió la explosión, esa institución ha estado brindando apoyo a familiares de las víctimas y moradores del sector que sufrieron los efectos de la onda expansiva.

Explicó que los equipos de salud mental, salud ambiental y de Gestión de Riesgo y Atención al desastre, han estado asistiendo a la comunidad.

Problemas respiratorios
El ex director del departamento de Salud Ambiental del Ministerio de Salud y experto en salud ambiental, Luis Emilio Féliz Roa, ha advertido que la explosión ha liberado dioxina y furano al ambiente, dos sustancias químicas altamente nocivas que si no son manejadas correctamente pueden provocar daños por intoxicación y riesgos de causar cáncer en la población.

En ese sentido, el director del hospital Oncológico Doctor Heriberto Pieter, José Ramírez Feliz, ha dicho que el problema más urgente no es el futuro riesgo de cáncer, sino las secuelas crónicas de problemas pulmonares, como cirrosis pulmonar, enfisema y otras patologías respiratorias, que según dijo, pueden ser incluso peores, que las quemaduras.

Afirmó que se debe prestar mucha atención a las lesiones en las vías respiratorias por el impacto del humo tóxico y de los gases de combustibles.

Las ondas expansivas también afectan la audición de las personas en el área del suceso, pero sobre todo, a los que estaban más cerca al momento de la detonación.

Psiquiatra pide intervención integral 
Según el psiquiatra José Miguel Gómez, el Ministerio de Salud debe ejecutar un programa de intervención en crisis en el sector ya que un evento de esa naturaleza trastorna la vida de toda la comunidad.

“Ya el Ministerio de Salud Pública debió hoy, desde ayer, tener las carpas con sicólogos, sicólogos comunitarios, sicólogos sociales, siquiatras, con trabajadoras sociales para hacer una intervención en crisis”, manifestó el especialista en su acostumbrada visita al programa Enfoque Matinal, que se transmite por CDN, canal 37.

La comunidad está afectada
Dijo que con esa intervención, se le da la oportunidad a los afectados a expresar sus sentimientos como su dolor, ira, impotencia, frustración, entre otros, pero que además, los expertos los acompañan y “les hacen ver que el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional”.

“La intervención es en la comunidad porque la comunidad es la que está afectada”, enfatizó el experto, quien aseguró que tras la tragedia la mayoría de los residentes de Villas Agrícolas padece trastorno del sueño, ataques de pánico, temor, trastorno de ansiedad, depresión, entre otros síntomas.

Explicó, además que esas personas deben ser medicadas y asistidas emocionalmente con el objetivo de que la comunidad pueda retomar su vida lo más rápido posible y evitar hechos más lamentables, como el suicidio.

De igual modo, consideró que el Ministerio de Educación también tendrá su cuota con relación a los niños que fueron afectados mientras estudiaban en sus centros educativos.

Sugirió que las orientadoras y psicólogas escolares hagan dinámicas con los niños para que puedan volver a su rutina en condición normal.

Listado de desaparecidos debe estar disponible
El psiquiatra José Miguel Gómez sugirió ayer que la lista con las víctimas, heridos y desaparecidos que poseen el Cuerpo de Bomberos, la Policía Nacional y el Centro de Operaciones de Emergencias –COE-, sea entregada a los especialistas de Salud Pública que estarán en las carpas que se van a instalar, para así poder brindar una mejor asistencia a los parientes de las víctimas. Pero además, que esas personas sean acompañadas por expertos a los hospitales. Advirtió que si esa intervención no se realiza a la mayor brevedad posible y se deja en manos de la Policía y las Fuerzas Armadas, las personas saldrían afectadas dos veces, porque encima de dolor que sienten por la pérdida de un pariente, trabajo o algo material, los están reprimiendo.

Be the first to comment on "Salud asiste afectados por explosión en el barrio Villas Agrícolas"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*