Vehículos pesados circulan con gomas “remendadas” o gastadas

Tanto en los propietarios de vehículos pesados como de livianos es común la compra de gomas usadas, o  recauchadas, con empollas o con roturas parciales para poder circular sin tener que gastar la cantidad de dinero que amerita adquirir la compra de neumáticos nuevos.

El uso de gomas recauchadas o reparadas por talleres o gomeras clandestinos, o de mala calidad, denominadas popularmente como “chinas”, supone un riego para quienes las utilizan así como para los demás conductores, especialmente cuando se conducen a altas velocidades y con un tonelaje (carga) importante o excesivo.

Según varios conductores de vehículos pesados consultados, la diferencia de precio y calidad entre estas gomas y las nuevas es abismal, sobre todo cuando se trata de comprar juegos completos para una patana las cuales necesitan entre 6 y 10 solo en el “cabezote”, más otras 4 u 8 en el remolcador.

Los conductores responsabilizan de esta práctica a las empresas en las que trabajan, en el caso de las que poseen sus propias unidades, de incurrir en esta práctica para economizar recursos, sin importar las vidas que ponen en peligro, tanto de sus empleados, como de demás ciudadanos.

Asimismo, otros choferes aseguran que utilizan las llantas hasta que “aguanten”, con la esperanza de que esta resista unos meses más, para así postergar el gasto.

Una mirada de cerca al negocio
En un recorrido que realizó Listín Diario por diferentes gomeras y talleres del Distrito Nacional, se constató que los negocios que venden gomas recauchadas son una menor parte. Algunos las venden con la advertencia de que son recauchadas, y otras veces lo hacen de manera engañosa, vendiendo “gato por liebre”.

“Los que hacen eso son los patanistas; recauchar una goma de un vehículo normal no vale la pena”, expresó un joven gomero de Villa Juana, al ser cuestionado sobre qué tan común es esa práctica.

Recauchar una goma consiste en reutilizar la banda de rodamiento de otro neumático que ya se averió, pero por su estructura lateral o interior, pegándosela con calor o pegamento especial a una goma ya gastada, pero con su estructura interior “buena”, puliéndola para disimular el trabajo, y en ocasiones poniéndoles hasta etiquetas para hacerlas parecer nuevas. El uso de este tipo de gomas, y su utilización a mayor presión de aire de la permitida, más la sobrecarga en que incurren muchos transportistas al desplazarse por las carreteras del país, más el manejo imprudente, son de los principales factores que causan accidentes en vehículos pesados, cada vez más frecuentes en las vías dominicanas.

Sin regulación
En busca de una respuesta sobre que hacen las autoridades para evitar o prevenir el uso indiscriminado de neumáticos “reparados” o en mal estado acudimos al Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (Intrant), sin que hasta el cierre de esta edición se obtuviera una respuesta.

Hasta el momento de lo que se conoce en ese sentido es de operativos aleatorios que la entidad reguladora del transporte ha realizado en algunas estaciones de autobuses, en periodos de grandes movilizaciones como el de Navidad, en que técnicos de la entidad supervisan las condiciones y nivel de desgaste de los neumáticos de los grandes autobuses.

Luego de una campaña que encabezó Listín Diario en 2016 en contra de la circulación de vehículos pesados con gomas lisas (desgastadas) o en mal estado, la entonces Dirección General de Tránsito Terrestre emitió una resolución que indicaba que “Ningún vehículo pesado de motor destinado al transporte de más de 30 pasajeros; camiones de tres o más ejes; vehículos articulados y combinaciones de vehículos sencillos con remolque de una capacidad de carga de más de cinco toneladas, podrán transitar por la vía pública usando gomas lisas”, pero esta quedó derogada con la entrada de la Ley 63-17, de Movilidad, Transporte Terrestre, Tránsito y Seguridad Vial dela República Dominicana.

(+)
SECUELAS FATALES DE LOS ACCIDENTES

Desde enero a la fecha se han registrado 1,580 accidentes que han dejado víctimas fatales, lesionadas y pérdidas materiales. Los lugares donde más ocurren estos eventos son las avenidas Las Américas, Máximo Gómez, Jacobo Majluta, 27 de Febrero, las autopistas 6 de Noviembre, Duarte y la carretera Sánchez. Más de 70 accidentes de tránsito de unidades pesadas fueron registrados en agosto pasado. Estos casos de patanas, camiones y autobuses en las vías públicas han sido notificados por el informador José Urtecho, a través de Twitter, y reportes periodísticos.

Be the first to comment on "Vehículos pesados circulan con gomas “remendadas” o gastadas"

Leave a comment

Your email address will not be published.


*